Ajedrez y Educación del futuro 4


estudiantes-y-contextoEn estos momentos, iniciado el S XXI, somos muchos los docentes y padres que creemos que el Sistema Educativo debe adecuarse a nuevas vías de aprendizaje, novedosas herramientas descubiertas, tecnología  y a una mayor cota de libertad e innovación en las aulas, sin tanto encorsetamiento de exámenes, contenidos y control estadístico que privan de margen de acción a aquellos docentes que desean introducir cambios.

Son cada vez más los profesionales del Sistema (profesores, Pedagogos, Psicólogos), e incluso políticos, los que tratan de eliminar rigidez en los contenidos, poniendo el foco en el alumno y no en éstos. Se pretende un despliegue integral de las capacidades de los alumnos y se critica que cuando “entran en la escuela” deban romper con todo lo exterior, como si de otro universo se tratase.

Ir con el grupo, objetivos mínimos, contenidos estándar, fechas de exámenes… a veces nos hacen preguntarnos si no estaremos preparando a los alumnos para esas pruebas, y sus derivaciones estadísticas, en lugar de prepararlos para la vida, la superación de problemas, abrirse a experiencias,  aprender a aprender y aprender a vivir.

Quizás otro día pueda extenderme algo más sobre estas cuestiones, sobre todo cuando aborde el análisis del interesante libro “Crear hoy la Escuela del futuro -La Educación y el futuro de nuestros hijos-“, de Richard Gerver, mostrando cómo muchos profesionales ven la escuela actual como un universo anquilosado, viejo en muchos aspectos, que uniformiza “por abajo” y no potencia la creatividad o ilusión por aprender de los jóvenes.

recursos-en-el-aulaCuando pensamos en las capacidades que la escuela debe promover en los alumnos, ningún padre se imagina que en ese proceso una buena parte de los alumnos perderán la ilusión, verán frenada su curiosidad, se aburrirán y se verán sólo obligados a asumir unos contenidos para pasar unas pruebas, ajenos a la tecnología, a los cambios, a internet, a  la posibilidad de trabajar a varias velocidades según ritmos y capacidades, viendo finalmente la escuela como ese “sitio” al que vas forzado, donde pierdes iniciativa, libertad, donde haces lo que se te ordena sin margen de iniciativa.

En estos primeros años del S XXI, vemos que el Ajedrez Educativo (aquel que es usado como contexto lúdico-educativo, que ayuda a trabajar competencias clave en nuestros niños) crece en cuanto al interés que despierta en muchos docentes.

Son muchas las corrientes y modelos que tratan de llevar a ese magma de docentes una actividad, bien planteada en cuanto a objetivos,  que busca explícitamente ayudar en la consecución de ciertas habilidades de los alumnos, que son la base de aspectos cognitivos y emocionales fundamentales, y que serán  empleadas por éstos en otras materias y en su propia vida.

Profesores que desean introducir cambios y mejoras, a la par que posibilitarán entornos de aprendizaje nuevos, más ricos, no centrados en contenidos sino en habilidades fundamentales, sabiendo que la motivación extra que el juego bien planteado puede aportar -como contexto de aprendizaje, no de competición- facilita que el docente canalice actitudes y valores, y permita que el pensamiento más profundo y la socialización les sirvan en su búsqueda de objetivos como docente que realmente tiene en cuenta la diversidad.

funciones-ejecutivasMuchas de las capacidades “que mueve” el ajedrez tienen implicaciones cognitivas y también emocionales, ambas muy relacionadas con el verdadero aprendizaje. Hablamos de las funciones ejecutivas que intervienen no sólo en el aprendizaje sino en todas las acciones futuras de cualquier persona, y podemos definirlas como el conjunto de habilidades cognitivas necesarias para abordar cualquier tarea o resolución de un problema.

Estas tareas mentales, que implican el funcionamiento de muchas áreas y circuitos cerebrales, se ponen en marcha en el aprendizaje, pero sobre todo cuando nos encontramos en situaciones comprometidas o tratamos de resolver una dificultad, problema o situación compleja. Siendo así, son muchos los docentes que reconocen que la escuela y las programaciones actuales no buscan en las aulas potenciar estas funciones, fuera del marco de aprendizaje de conocimientos que están específicamente tratados en el currículo escolar.

El Ajedrez Educativo puede ser esa oportunidad. Veamos algunas funciones ejecutivas y, si conoces un poco de Ajedrez. verás que es absolutamente evidente que la práctica de este juego las trata todas en gran medida, lo que produce el entrenamiento cognitivo necesario para que estas funciones activadas y potenciadas sirvan en otros contextos y actividades:

Autorregulación.- Es la capacidad de autorregularse. Le  lleva a seleccionar conductas adecuadas y revisar su propia acción, a modo de autoevaluación de la acción en función de los resultados que va obteniendo.

Flexibilidad.- Es una función ejecutiva que permite al niño cambiar la respuesta en función de las circunstancias, buscando vías o soluciones diferentes cuando observa resultados indeseados.

Anticipación.- Le permite adelantarse mentalmente a las consecuencias de distintas acciones sin necesidad de ponerlas en práctica. Por ejemplo, puede vislumbrar cómo responderá su contrincante en el caso de que haga cierto movimiento.

Establecimiento de metas.- Esta función nos ayuda a saber fijar objetivos para la acción, y se ve muy claramente cuando abordamos problemas o situaciones complejas.

Inicio de la actividad o de las operaciones mentales.- Esta función ejecutiva es la que nos  permite pasar a la acción o comenzar a actuar. Pensar en cómo se va a actuar, ver posibles consecuencias asumiendo algún riesgo, y tomando la decisión de actuación es algo que no se estimula adecuadamente en la actualidad.

Memoria de trabajo.- Es la función que nos permita guardar temporalmente algo que necesitaremos después para completar algo, volver al punto deseado o desechar un camino erróneo analizado.

Inhibición.- Es la función ejecutiva más asociada al autocontrol. Inhibir una respuesta que pugna por salir de nuestra mente, o de nuestra acción (respuesta) es difícil, y debe ser entrenada exhaustivamente. Parar una conducta que ya está en marcha ante algo externo, o una orden, es un ejemplo de inhibición. Ir a mover una pieza y parar la acción hasta haber analizado, por erróneo que haya sido el movimiento de nuestro contrincante, es otro ejemplo.

Planificación.- Es una función ejecutivas que aporta la capacidad para diseñar un plan o desarrollar algún tipo de estrategia, siguiendo la máxima de “pensar antes de actuar”.

Toma de decisiones.- Esta función nos ayuda a elegir una vía entre varias, y está muy ligada a otras funciones.

ensenar-y-aprenderHay más funciones ejecutivas, pero para un breve comentario sobre los porqués de la introducción del Ajedrez Educativo en la Escuela pueden ser suficientes, y siempre podéis documentaros yendo a las fuentes, especialistas neurólogos, psiquiatras y psicólogos que saben de verdad de estas cuestiones.

Estoy convencido de que la mayor parte de las personas que luchan desde hace tiempo por una entrada del Ajedrez en horario lectivo, que pasa realmente por convencer al profesorado, tiene en mente estas ideas, lo que viene a demostrar que al margen de nombres, modelos y personalismos, el Ajedrez Educativo que todos promovemos está bien armado, bien planteado, aunque necesitamos imperiosamente que los docentes profesionales lo asuman y desplieguen su talento para una armonización y adecuación especial. Docentes que saben que deben introducirse cambios, a pesar de que se ven encorsetados por normas, legislaciones y niveles.

Ahora, como adelanto del comentario del libro de Richard Gerver que os recomiendo, voy a añadir algunas ideas resumidas, que nos muestran claramente cómo debemos actuar. Mejorar la Educación es algo que compete a toda la sociedad.

Por último, os pongo algunas frases para la reflexión del libro de Richard Gerver. Creo que van al hilo de la mejora de la Educación, y es en esa línea donde muchas personas de distintas partes del mundo apostamos por el Ajedrez Educativo:

  • “Cada escuela es distinta y cada niño es especial, de ahí que no exista un modelo único que surta efecto en todas partes.”
  • “Todos los niños naces con una capacidad natural inmensa para imaginar. Cada uno posee sus propias aptitudes y características, su personalidad y sus pasiones en potencia. Un objeto de la Educación es ayudar a que afloren las habilidades únicas, y hacerlas realidad siendo conscientes de ellas”.
  • “A los alumnos no se los educa explícitamente para que piensen por si mismos, ni para hacer preguntas críticas o para crear de manera profunda y sostenida. Sentado en aquellas aulas…no parecía existir una visión del desarrollo de la persona, centrada en ayudarla a descubrir lo que la hace única y especial, y luego nutrir esas cualidades.”
  • “Es un error que sigamos profundizando en un modelo educativo cuya funcion esencial sea crear gente que se ajuste a los empleos disponibles. Deja fuera de la ecuación a demasiadas personas con intereses y habilidades fascinantes y valiosas, y entonces el propio “proceso educativo” las vuelve inseguras respecto a quiénes son y cuál puede ser su papel en la vida.”
  • “La crisis que rodea a la Educación es tan desoladora como cualquiera de las que tenemos planteadas hoy día.La necesidad de acción y transformación es tan urgente como ocuparnos del medio ambiente en decadencia o de la economía global. Nuestros niños crecen muy rápido, nos necesitan ya.”
Y esta última es una frase del profesor Sir Ken Robinson:
  • “Para avanzar, necesitamos una nueva comprensión de la inteligencia, de la capacidad humana y de la naturaleza de la creatividad. La inteligencia humana es más rica y dinámica de lo que nos ha dado creer la educación académica formal. Ésta, se centra sólo en determinados tipos de habilidad. Personas muy capaces son rechazadas porque su historial académico no refleja la verdad sobre ellas.”

En este corto vídeo podréis apreciar varias de estas funciones ejecutivas en el niño de cuatro años que juega contra otro de ocho.

Espero con este sencillo artículo haber aportado algo a este importante tema, que busca introducir cambios e innovaciones en le Educación formal para mejorar el despliegue de ciertas capacidades de nuestros niños, que en la actualidad no son trabajadas en el marco de ninguna asignatura. En esos cambios, el Ajedrez Educativo puede ser un arma formidable para el docente y para los padres.

 

Richar Gerver es profesor y un reconocido ponente, experto en liderazgo y cambio organizativo. Ocupó el cargo de Director de la Escuela Primaria Grange en una época en la que se transformó su modelo educativo hasta convertirla en una de las escuelas más innovadoras del mundo.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 Comentarios en “Ajedrez y Educación del futuro

  • Jorge Barón

    Muy interesante! Las funciones ejecutivas son muy importantes, y debemos empezar a potenciarlas en las niñas y niños cuanto antes, aunque con cuidado. A fin de cuentas, a las zonas frontales del cerebro les lleva su tiempo madurar…

    Muy recomendable es el artículo de Jesús Guillén sobre ello: http://bit.ly/2aheQO0

    En especial, parece clave el tema del autocontrol y la inhibición del impulso (vinculado por los estudios al éxito académico, entre otros). Tratar esto en el ajedrez con niños/as puede no ser tarea fácil. Y, ya que nos ponemos, habría que ver si lo que se puede hacer con el ajedrez no se contrarresta simplemente con unos pocos anuncios de la tele (recordemos que buscan justo lo contrario, desactivando inicialmente nuestras zonas frontales con música emotiva, historias “imaginativas” y demás) y un ratito en las redes sociales. Pero bueno, la memoria de trabajo y la flexibilidad cognitiva sí podemos ponerlos a prueba a menudo con el ajedrez, al menos! 🙂

    Respecto al sistema educativo, parece que algunas cosas pueden cambiar (y, de hecho, en centros puntuales españoles parece haber cambios importantes). La educación pública gratuita empezó como lo que empezó – si mal no recuerdo sus raíces se ahondan allá en la Ilustración y luego en la Prusia militar del siglo XIX; su objeto sería formar mano de obra cualificada para las fábricas, lo cual tiene que ver con lo del empleo actual que citas -, y en el siglo XX tampoco se sabía cómo aprendía el cerebro y esas cosas.

    Por si no lo conoces, un artículo reciente de Arruñada que toca los problemas de la educación en España es éste: http://bit.ly/2cMe11K Más bien es el resumen. En fin, Finlandia, Corea del sur o Singapur pueden tener ahora buenos sistemas educativos porque en un momento dado se plantaron y empezaron a su manera, por así decirlo, pensando en la educación como inversión (pero con cabeza). Reforzaron una buena imagen social de la educación – en España esto apenas existe -, y la gente comprende la importancia de pagar impuestos que van a las escuelas de sus hijos.

    Hoy por hoy en España, con el corto plazo primando sobre casi todo (política, ciencia, I+D, etc) y pidiendo “resultados” ya, y a cualquier precio, poca forma hay de salir en bloque.

    Gracias por el artículo, un saludo!

    • Julián Pérez Autor

      Hola Jorge

      Muchas gracias por los enlaces, que miraré con gusto, y también por tus comentarios.

      Todos sabemos que el ajedrez no va a venir a resolver todos los problemas, y haremos bien
      en plantear con humildad cualquier propuesta de cambio al mundo de los docentes.

      Estoy convencido de que una enseñanza del ajedrez bien armada, bien estudiada, con objetivos
      claros, contenidos definidos, actividades con eficacia probada, y una didáctica, nueva nos
      permitirán trabajar muchas de esas funciones. Un niño no debe esperar a tener 12 años para aprender
      a planificar, y eso lo vemos en las aulas día a día.

      Espero que tu ponencia en Olite Chess, el 6de NOviembre, nos sirva para estudiar ideas y propuestas, que estoy seguro
      que tienes como muestran tus muchos vídeos sobre Ajedrez y Educación.

      Un abrazo